lunes, 27 de agosto de 2007

piensa_en_verde



2 comentarios:

nemo dijo...

Hola, Pollo! Me gusta tu blog!
Y déjate ya de autocompasión: tus manos, de torpes e inexpertas, nada de nada. Cada vez "afinando más la puntería".
Esta me encanta porque recoge a a la perfección el ambiente de Piedralaves: tranquilidad, musgos blanditos y la luz del atardecer filtrándose entre los pinos y los castaños. Ayyy...

batiscafo dijo...

Nemo, no seas mentiroso, que todos sabemos que a tí no te gusta el musgo, y mucho menos blandito y húmedo. Eso es hacerle la pelotilla a tu hermano.
A mí, en cambio, sí que me gusta el musgo ¿ves? ¡como lo oyes!
Y de castaños nada. Será tu mente calenturienta, porque aquí no se adivinan más que pinos, pinos y más pinos.
Ahora resplandece la verdad como el brillo del sol sobre las pinículas que asoman tras el edredón musgoso de la camita de los elfos del bosque. Porque no me negarás que éste es el bosque de los elfos.
Y de luz del atardecer..., habrá que verlo, porque ese brillo tan blanco e intenso no me aprece a mí muy del atardecer. Bueno, te admito que mientras aquí eran las cuatro de la tarde, en algún sitio estaba atardeciendo...pero no más.
Por cierto, Triskel, guapa foto.